Los mártires de Chicago y el primero de mayo

movimiento obrero

Todos los años celebramos en España el 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, pero en muchas ocasiones no sabemos bien por qué ese día es una jornada festiva y de reivindicación para todos los trabajadores y trabajadoras en casi todos los países del mundo.

Fue en 1829, cuando comienzan a surgir movimientos que solicitan la reducción de la jornada laboral de los trabajadores a 8 horas, utilizando la máxima de “8 horas para el trabajo, 8 horas para el sueño y 8 horas para la casa”.

Pero no fue hasta 1884, cuando los obreros – que en su mayoría estaban afiliados a la Noble orden de los Caballeros del Trabajo o a la Federación Estadounidense del Trabajo – acordaron en su congreso que desde el 1 de mayo de 1886 la duración legal de jornada laboral pasase a ser de ocho horas diarias yéndose a la huelga si no se obtenía dicha reivindicación. Esta recomendación fue lanzada a todas las uniones sindicales del país para que tratasen de impulsar leyes en ese sentido en sus estados.

Fue esa fecha señalada del 1 de Mayo de 1886 cuando unos 200.000 trabajadores iniciaron una huelga. Una de las ciudades estadounidenses con peores condiciones laborales era Chicago, por lo que las movilizaciones fueron mucho más intensas y la huelga se alargó hasta el 3 de mayo. Algunas fábricas para esa fecha ya llevaban muchos días en huelga, y solo gracias a los esquiroles podía mantenerse la producción en las mismas. El día 3 de mayo se produjeron revueltas, pues los trabajadores que secundaron el paro, concentrados en una fábrica que estaba en huelga desde el 16 de febrero se lanzaron sobre los Scabs (amarillos) provocando un gran tumulto; la policía cargó sobre los trabajadores sin previo aviso y disparó a quemarropa provocando la muerte de 6 trabajadores y muchos heridos.

El clima en Chicago estaba crispado, y el 4 de mayo unos 20.000 trabajadores se concentraron en la Plaza Haymarket y, tras la explosión de un artefacto, la policía cargó contra los manifestantes matando un número importante de trabajadores. Se tuvo que declarar el Estado de Sitio y el toque de queda en la ciudad, mientras fueron detenidos centenares de trabajadores que fueron torturados, golpeados y acusados de asesinos.

Unos meses después se celebró un juicio donde fueron condenados 8 trabajadores. Durante el juicio fueron violadas todas las normas procesales de forma y fondo, es decir, fue una farsa de juicio para ejemplarizar con una condena injusta. Los juzgados fueron declarados culpables, y cinco personas fueron condenadas a la horca y otros tres a prisión.

Los condenados a la muerte en la horca

George Engel, alemán, 50 años, tipógrafo.

Adolf Fischer, alemán, 30 años, periodista.

Albert Parsons, estadounidense, 39 años, periodista.

August Vincent Theodore Spies, alemán, 31 años, periodista.

Louis Lingg, alemán, 22 años, carpintero que para no ser ejecutado se suicidó en su propia celda.

martires de chicago

Estos acontecimientos, y para conmemorar, recordar y homenajear a los Mártires de Chicago, dan lugar a que se establezca el 1 de Mayo como el Día de los Trabajadores, y sea considerado festivo.

En la actualidad la mayoría de los países celebran el primero de mayo como el Día Internacional de los Trabajadores y rememoran con ello el origen del Movimiento Obrero moderno. Es curioso y llamativo que en Estados Unidos no se celebra esta conmemoración, y eso es debido a que el presidente Grover Clevelan , respaldó la celebración el primer lunes de septiembre como día del trabajo, por temor a que la fecha del 1 de mayo reforzará al movimiento socialista en Estados Unidos.

Han transcurrido 128 años desde que ocurrieron estos tristes acontecimientos, y año tras año, hacemos una parada en el camino para hacer un homenaje a estos Mártires de Chicago. Son días para reflexionar y analizar cuál es el panorama actual en el mundo laboral, cuáles son sus condiciones actuales, no solo en nuestro entorno más cercano, tenemos que mirar el mundo laboral, hoy que vivimos en un mundo globalizado, con una perspectiva amplia, tal como hicieron esos pioneros del movimiento obrero, para descubrir cuáles son las necesidades actuales y tomar el pulso a las mismas.

Manuel Antonio Conde

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Educación Social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s