Todos somos ciberactivistas en potencia. El activismo social en la red

ciberactvistas

ma

Por: Manuel Antonio Conde

Twitter: @maconder

 

Las formas tradicionales del activismo también están sujetas a importantes cambios desde la llegada de las redes sociales a nuestras vidas. El activismo que anteriormente realizaban grandes ONGs, y en menor medida o menos mediático personas a título individual, hoy se ve reforzado y rebasado por las posibilidades que brinda la red y de una forma especial las redes sociales a todas las personas para poder amplificar su mensaje y hacerlo llegar a muchas personas.

Actividades que se fomentan en la red, como los boicots, campañas contra productos y marcas, convocatorias de manifestaciones,… han crecido en número e importancia estos últimos años gracias a las nuevas tecnologías, y a la llegada de la tecnología social, especialmente en las redes de Facebook y Twitter.

El activismo jugó un papel fundamental en los movimientos pro-democracias durante la primavera del 2010 en países como Egipto, donde tuvo una gran importancia los activistas egipcios en la red para hacer crecer la semilla de la democracia en los jóvenes con acceso a internet, es por lo que este movimiento fue denominado como la “Revolución de los jóvenes”. De igual forma, el activismo en la red también jugó un papel fundamental en el Movimiento del 15M en España, en el de Occupy Wall Street o durante las Protestas en Grecia en 2010 y 2011. En España hemos visto un gran activismo de protestas en la red por la Ley Sinde y el movimiento #nolesvotes, que solicitó no apoyar a los partidos que se mostraron a favor de esta ley (PP, PSOE y CIU)

Otro gran movimiento mundial de activismo en la red, es el denominado Hackeractivismo (Hacker + activismo), que supone la utilización del conocimiento avanzado de la red y de herramientas para la realización de acciones mucho más alejadas de la pura información, para pasar a una actividad más persuasiva, como suelen ser las más frecuentes, los ataques de denegación de servicios (bloqueo de sitios webs), la desfiguración de sitios webs oficiales, el mail bombing, creación de webs espejos, etc…

Aunque quizás el común de los internautas estamos más preparados para apoyar, e incluso iniciar campañas más pequeñas, pero que con un poco de conocimiento, habilidad y suerte, pueden llegar a convertirse en campañas de activismos virales.

Es posible cambiar el mundo, desde nuestro pequeño mundo, es una cuestión de saber que decir, donde decirlo y mucha perseverancia y nunca desistir en nuestro empeño. Todos llevamos dentro un ciberactivista, tan solo necesitamos el motivo para sacar la fuerza que llevamos dentro, e iniciar una campaña justa en la red, para construir un mundo mejor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Educación Social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s