Como se convirtieron los CIEs en centros penitenciarios.

problemacies

Hace unos días en el programa del Intermedio vi una entrevista a Moha Gerehou, presiente de SOS Racismo, tras el motín en el CIE de Aluche. “Allí están recluidos como en una cárcel, encerrados en celdas” y “en condiciones alimentarias y sanitarias deficientes”.

Un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), originalmente eran unos establecimientos de carácter no penitenciario donde se retienen de forma cautelar y preventiva a los extranjeros sometidos a expediente de expulsión de España. Los CIEs existen en toda Europa como elementos de la política migratoria común suscrita en el acuerdo de Shengen de 1985.

Un día, no sabemos cuando, estos centros no penitenciarios se convirtieron en penitenciarios, aunque sea incorrecto decirlo, pero por las imágenes que nos llegan de algunos de ellos, como el de Aluche, a todos nos recuerda la imagen de un centro penitenciario, y desgraciadamente según nos cuenta Moha Gerehou, centros penitenciarios tercermundista, donde la dignidad humana a pasada a un segundo plano.

En España un Real Decreto desarrolla el reglamento de funcionamiento y régimen interior de los Centros de estancia controlada para extranjeros, y en el mismo se hace constar los dos ámbitos que responden a finalidades distintas. Por un lado, la seguridad de los Centros y de las personas que en ellos se encuentran que se le asigna a la Policía Nacional, y por otro, la faceta asistencial y que debe ser asumida por personal especializado ajeno a la policía, que desempeñarán la funciones de organización, gestión y control de la prestación de los servicios asistenciales, tanto de carácter social como de orden. Hasta aquí se diferencia bien de un Centro Penitenciario, pero parece que la realidad finalmente no difiere mucho de estos últimos. No quiero dejar pasar la oportunidad de comentar que este reglamento, que aunque actualmente es la norma que rige los mismos, ha sido recurrido ante el Tribunal Supremo por diversas ONGs, ya que según las mismas existen al menos ocho artículos que vulneran los derechos fundamentales.

Casi que podemos aventurarnos a decir, que los Centros de Internamiento de Extranjeros, son Centros de detención, tal como son llamados en otros países de nuestro entorno, pero posiblemente sin las mismas garantías y atenciones que los Centros Penitenciarios, donde los inmigrantes que no pueden demostrar su estancia regular en España son privados de libertad por un máximo de 60 días hasta que son deportados a sus países de origen.

Los CIEs pasaron de la invisibilidad social a la visibilidad tras la muerte de la congoleña Samba Martine en diciembre de 2012 y unos días después, enero de 2013, de un joven de Guinea-Conakry, Idrissa Diallo, fallecimientos que tuvo un amplio seguimiento por la prensa española, que ponía de relieve la situación tan lamentable de algunos CIE que no disponían de personal médico para atender a los internos. Han pasado los años, llegó la crisis a España, y muy probablemente la situación de precariedad de los CIE haya aumentado.

Os invito a ver la entrevista a Moha Gerehoy en el programa del Intermedio.

http://www.lasexta.com/programas/el-intermedio/revista-medios/moha-gerehou-del-motin-en-el-cie-de-aluche-tememos-que-pueda-haber-algun-tipo-de-represion-de-las-autoridades-del-centro_201610195807d0770cf24962cbfbd493.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Educación Social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s