El ciberperiodismo en España

Ciberperiodismo y su evolución - Métrica - Agencia Peruana de Comunicación

El ciberperiodismo acumula en España la historia más larga de los veintidós países estudiados en este. Las primeras aproximaciones de algunos medios españoles a las tecnologías digitales se remontan incluso a la década de 1980. Sin embargo, el periodismo en red comienza a partir de 1994 cuando no les ha quedado más remedio a los periodistas que lanzarse a la red provocando una mudanza radical.

España ha conseguido equipararse a la media europea en algunos parámetros como Internet superando incluso la media europea en otros. Asimismo, la mejora de la calidad de conexión permitía un crecimiento de los contenidos multimedia y de su consumo.

Durante la década de los 90 las empresas pioneras en ofrecer Internet se repartían el mercado de usuarios. Por ello, el mayor desarrollo de las “autopistas de la comunicación”, como así se llamaba, correspondía al sistema universitario promovido por el MEC y en colaboración con la FUNDESCO y Telefónica.

Los primeros acercamientos del periodismo digital arrancan en España en la década de 1980.

Así, explotaron también tecnologías como el teletexto o el radiotexto. Asimismo videotex fue un fracaso y no llegó a calar. Pero sin embargo fue la primera en recibir el calificativo de prensa electrónica. Así, fue publicado en periódicos como La Vanguardia.

Además de ello, el radiotexto permitía transmitir sonidos con información digital. Los pioneros fueron Radio Valladolid de la Cadena Ser. Sin embargo, no fue hasta 1990 con el lanzamiento del diario El Sol cuando se produjo, siendo el primero de España y uno de los primeros del mundo.

En Andalucía además, en 1992 se llevó a cabo durante la EXPO una retransmisión de 179 días, periodo de duración de la misma, creando el diario EXPO 92. De igual modo ocurrió en Barcelona.

Sin embargo lo que más expectación suscitó fue la aparición de los CD-ROM, llevado a cabo por El Mundo en 1994 y publicando la aparición de la edición electrónica del diario.

Otro de los acontecimientos fue la aparición del BOE, que estuvo disponible digital en 1994, siendo heredero de la Gaceta y fue la publicación más antigua en activo del país y la primera en ofrecer versión digital.

En 1994 la aparición también del Temps como diario semanal electrónico ofrecía atractivos importantes de la edición impresa. Casi al mismo tiempo se iniciaron también en digital el Periódico de Catalunya y El Mundo. Por entonces la mayor red española de ordenadores conectados a Internet era Rediris constituida en 1988 para conectar a los centros académicos de investigación.

En 1995 se cataloga de manera errónea el diario Avui, tratándose de un PDF que se descargaba de la web de la Universidad Politécnica de Cataluña, al igual que otros ejemplos similares.

En 1995 también saltó a la red el Periódico de Barcelona bajo el nombre El Periódico online y poco más tarde lo hizo La Vanguardia.

Asimismo, el primer medio audiovisual fue TV3, también lanzado en 1995, que permitía consultar resultados, noticias, clasificaciones, entre otros. Además, el primer diario deportivo fue pionero, lanzando su edición en agosto de 1995. Así, se fueron sumando de manera paulatina más ciudades, como El Correo de Bilbao en 1996. De este modo, se estimaba que en 2006 había 800 diarios digitales en el mundo. A finales de ese año, solo en España había una treintena.

ABC estrenó su versión web en 1995 con un servicio interactivo, textual y gráfico, revolucionando el periodismo en España, incorporando además un buscador interno.

Sin embargo, el último de edición nacional en incorporarse fue El País.

La Razón apareció en 1998 aunque su versión digital no floreció hasta un año después.

Asimismo, Metro fue el primer periódico gratuito con edición en Internet arrancando en 2001 y con su versión online un año más tarde. Así sucesivamente se fueron uniendo otros diarios de similar índole como 20 minutos.

De este modo, fue pasado el año 2000 cuando se produjo el verdadero despertar de radios y televisiones. Para finales del año 2000 se localizaban en España una veintena de radios.

Así, mientras muchos diarios y medios se mostraron remisos a lanzar ediciones digitales, otros abrazaron a Internet sin reservas. Como por ejemplo radio Teknoland.

En 1996 apareció radio Hispanidad, una tribuna de opinión e información, sumándose de manera progresiva otras como La Semana o Estrella Digital.

Asimismo, el ciberperiodismo se inicia siendo su origen publicaciones de opinión, rumor y polémica. Por ello, arrancan medios como PR Noticias o el Semanal, entre otros.

Muchos de estos fueron decayendo pero, sin embargo, otros como El confidencial centró su atención en temas políticos y económicos, tratando temas más serios y siendo poco después uno de los medios de referencia en España. Tanto es así que fue el que anunció la abdicación del Rey Juan Carlos I.

Por otro lado, cibermedios como Enredando fue de los pioneros en tratar información referente a la tecnología y las redes en el siglo XX. Igualmente, con la llegada del siglo XXI, los cibermedios se multiplicaron de manera potencial.

También, los atentados de Estados Unidos marcaron un antes y un después en la evolución del ciberperiodismo a escala nacional entre los medios digitales. La red se convirtió así en el sitio más adecuado para encontrar la información al instante. Se comenzaron a explotar así numerosos formatos multimedia, descubriendo la interacción con los usuarios.

Por otro lado, el sustento de los periódicos comenzaba a hacerse complicado, llevándolo a cabo casi únicamente con los anuncios, por lo que se comenzaron a implantar los modelos de pago. Uno de los pioneros fue La Expansión, llevando a cabo un servicio Premium.

El país en 2002 implantó el pago por todos sus contenidos dejando solo abierta la portada, las viñetas y la participación. Años más tarde renunció a ello debido a insuficiente rentabilidad y la pérdida de liderazgo frente a El Mundo.

Por otro lado y más tarde, las redes sociales se hicieron visibles en el periodismo sumándose la mayoría de medios españoles a la tendencia.  Asimismo, se crearon medios periodísticos digitales con formato blog. De este modo, las redes eran cada vez más una fuente de tráfico caudalosa para los medios. Alcanzar popularidad en Facebook o Twitter fue a obsesión de los medios.

Finalmente, la crisis económica de 2008 fue un duro golpe para el periodismo. Al igual que al resto de España, también afectó a los medios y muchos periodistas perdieron sus trabajos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s